viernes, 21 de noviembre de 2014

APRENDAMOS DE LAS SINTESIS DE NUESTROS INVIERNOS.

Cuando llega el Invierno, no es el final de la manifestación de la vida. Algunos arboles se quedan sin hojas y su tallo verde se torna cafe oscuro, sin embargo por dentro sigue fluyendo la sabia. Así es nuestra vida, en nuestros inviernos, quedamos sin hojas, y nuestro verdor exterior se suele ocultar, pero nuestra sabia, que es la gracia de Dios y su manifestación en nuestra vida humana, nos conduce a hacer una reflexión sobre nosotros mismos y sobre la marcha de los proyectos que llevábamos antes de llegar este invierno. Ahí se llega a una maduración en nuestra personalidad y estructura humana, se robustece, y redundo, se fortalece para reverdecer nuevamente, florecer y redireccionar nuestros proyectos de vida hacia una realización más eficaz, completa y feliz, más real con nosotros mismos gracias a la experiencia vivida en la primavera pasada y reflexionada en el invierno vivido. Siempre tendremos la oportunidad dada por Dios para mejorar con lo aprendido de las síntesis hechas desde nuestros inviernos. 
                                        (Fray Hector Hugo Vasquez Marquez DMC)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Franciscanos Discípulos Misioneros de Cristo TOR. Te da la bienvenida. te invitamos a leer esta publicación. Tu también eres Discípulo Misionero de Cristo Hoy. disfruta de nuestras publicaciones espirituales e informativas de la Iglesia. Dios te de la Sabiduría.